martes, 16 de noviembre de 2010

Lo que mide un instante

Años, meses, días,
horas, minutos, segundos,...
Cientos de formas de medir el tiempo,
pero no se puede medir la forma en que sentimos.

Un instante, tan sólo un instante,
apenas unos segundos,
y lo recordaremos para toda la vida,
más que cientos de horas pasadas sin pena ni gloria,
de rutina insustancial.

El tiempo sigue corriendo en el reloj,
pero a veces se detiene para cada persona,
sumidos en el amor donde las risas se quedan cortas,
o en la pena, donde las lágrimas no bastan para expresar lo que se ha roto en nuestro interior.

¿Cómo es posible que apenas unos segundos nos mueva el alma cuando las agujas del reloj han girado tanto?

Afortunadamente, son estos instantes lo que da sentido a nuestra existencia, aunque duelen tanto cuando terminan...
...esperemos que sigan muchos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario